bienvenido a Apontinopla

domingo, 3 de agosto de 2008

UNA IDEA FORMIDABLE...

“Había una vez un guionista que siempre tenia sus mejores ideas a medianoche y, cuando se despertaba al día siguiente, no conseguía recordarlas; al final se dijo: ‘voy a ponerme un papel y un lápiz junto a la cama y así, cuando me llegue la idea, la podré escribir.’ Entonces el individuo se acuesta y, naturalmente, a media noche se despierta con una idea formidable; la escribe rápidamente y vuelve a dormirse, muy contento. A la mañana siguiente se despierta y, al principio, olvida que ha escrito la idea. Mientras se está afeitando, piensa: ‘¡Ah! ¡Caramba! Anoche tuve una idea formidable y ya se me ha olvidado. Es terrible… No, no la he olvidado, tenía el lápiz y el papel.” Se precipita al dormitorio, recoge el papel y lee: ‘Muchacho se enamora de una chica’.”
ALFRED HITCHCOCK

5 comentarios:

Harun Pablovski dijo...

“La libertad es un fantasma. Eso lo he pensado seriamente y lo creo desde siempre. Es un fantasma de niebla. El hombre lo persigue, cree atraparlo, y sólo le queda un poco de niebla entre las manos”

Luis Buñuel

harun pablovski dijo...

Siendo un buen horario nocturno para escribir entre sueños como buen guionista y confesar que de vez en cuando esa trama "Muchacho se enamora de una chica" (muchacho conoce a chica, chica no acepta a muchacho y, finalmente, chica acepta a muchacho) se nos manifiesta y pasa cerca, yo recomiendo escribir, ver, pensar, reflexionar, enseñar, explorar, filmar, gustar, sentir y enamorarse de ella.

harun pablovski dijo...

Ahora bien y si fuera "Muchacha se enamora de una chico" (muchacha conoce a chico, chico no acepta a muchacha y, finalmente, chico acepta a muchacha... ¿Es lo mismo?

harun pablovski dijo...

Recomiendo entonces para hoy "Ese oscuro objeto del deseo" de Don Luis Buñuel

Vania dijo...

ok, no es tan tarde, pero en eso estoy, toda la idea, la fantasia, el fin puede eso solo, enamorarse, o tal vez la culminación de la idea... o quizá solo un comienzo, pero mejor que sea una sintesis, y haya que imaginar todo de nuevo
;-)